Estilismo & Visual Merchandising: Escaparates de Navidad

Pocas cosas me gustan tanto como la Navidad. Volver a casa, reencontrarme con viejos amigos y pasear por las calles llenas de luces son algunas de las mejores cosas que tienen las vacaciones de invierno. Por este motivo entre otros, me gustó tanto hacer el último trabajo para la clase de Estilismo, viendo el temario de Visual Merchandising. Si bien los escaparates son decisivos a la hora de vender -son los responsables de que entres o no a una tienda-, cuando hablamos de las campañas de Navidad, la importancia se multiplica al tener que diferenciarte del resto de comercios con un escaparate más original.

Junto a mis compañeros de clase, hemos trabajado a contrarreloj este mes de diciembre para acabar a tiempo el encargo que recibimos de una tienda de muebles de diseño y decoración (K7, Avenida de la Paz, Burgos), y que realizamos en menos de dos semanas. El proyecto consistía en la realización de tres escaparates de dimensiones faraónicas que para qué mentir nunca pensamos que nos quedarían tan bien para ser nuestro primer trabajo en este campo. Bajo el mando de nuestra tutora, nos pusimos manos a la obra para planear tanto el escaparate principal de 5×5 metros, como los secundarios que medían 3. Entre todos decidimos crear para el escaparate más grande, un bosque invernal con árboles de verdad, nieve y luces, integrando elementos de la tienda (en este caso un sillón maravilloso).

Sin título-8copia

Sin título-6copia

Uno de los escaparates secundarios tenía una ambientación infantil, a la cual nos adaptamos colocando un buzón de cartas con destino a Oriente para sus majestades los Reyes Magos. Del buzón caía una cascada de cartas escritas por un montón de niños (nosotros, y qué bien nos lo pasamos), y en el escritorio colocamos sobres vacíos con cartas diseñadas para que los niños que pasaran por enfrente del escaparate pudieran pasar a escribir su carta y meterla en el Buzón Real. Del cielo colgamos también copos de nieve hechos de papel en diferentes tamaños.

Sin título-51 copia

Sin título-8 copia

Por último el tercer escaparate se componía de un árbol creado con bolas de distintos tamaños plateadas, y algunas transparentes con objetos de decoración de la tienda metidas dentro. Para dividirnos el trabajo de los escaparates hicimos tres grupos, y éste es en el que me tocó a mí. (¡Viva el equipo árbol!)

Sin título-1 copia

aaa

Sobre una base de madera y acetatos fuimos pegando una a una las bolas del árbol disponiéndolas según los diferentes tamaños hasta llegar a la cima –con más dificultades de las esperadas-. En la parte más alta, colocamos una estrella como broche final, y para acompañar al árbol, dispusimos a su lado cajas de regalo que eran en realidad lámparas de la tienda con grandes lazos rojos.

Sin título-3copia

Sin título-2 copia

Este fue el resultado final, del cual no pudimos quedar más satisfechas tras una larga e intensa noche de montaje. Personalmente estoy muy feliz de haber podido realizar este proyecto y doy las gracias a mis compañeros y a mi profesora por haber trabajado tan bien todos juntos. Se nota en el resultado cuando un trabajo se ha hecho con ganas. ¡Espero que os guste!

Sin título34 copia

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *